Tras la verdad: Piso pedregoso en Morena.

Lo sorprendente, el mismo López Obrador, es el principal promotor de la falta de equidad, es aquel que pone obstáculos a los que no son sus “candidatos”, los manda transitar por piso pedregoso, mientras que a todos aquellos con los que simpatiza, les pone “piso parejo”. Así que, otro de tantos mensajes de Ricardo Monreal, tiene nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador.

Querétaro Qro., 4 de octubre de 2021

Ricardo Monreal Ávila, coordinador de los senadores de Morena, reclama “piso parejo” en Morena para la sucesión presidencial. Claro, a razón del descarado apoyo que, desde hace tiempo brinda AMLO y sin tapujos, abiertamente a su candidata Claudia Sheimbaum. 

Para Monreal habrá ruptura en Morena si no hay “piso parejo”. El millonario senador Armando Guadiana Tijerina, desde su tierra natal, Coahuila, adelantó que su “gallo” para la presidencia es Ricardo Monreal y si no hay piso parejo utilizará motoconformadora para emparejar el terreno y Monreal sea el candidato de Morena, después presidente de la República. 

AMLO y sus distracciones. Su simpatía hacia Claudia es manifiesta, lo hace saber públicamente, menciona a Sheimbaum como la buena para la presidencia. Gibrán Ramírez Reyes, antes se había quejado amargamente por la falta de democracia que existe en Morena, calificando a su partido como el más autoritario al momento de otorgar candidaturas. Gibrán fue “derrotado” por Mario Delgado en la competencia por la presidencia de Morena. Los dirigentes del autoritario partido, utilizaron el método de las encuestas, sistema que no convence a la mayoría de morenistas por la oscuridad que existe en el procedimiento. 

Hace tiempo López se quejó del desorden que “había” (sigue existiendo y él es el promotor), por aquello de la falsificación y manipulación del padrón de militantes y la rebatinga por los cargos, amenazando con abandonar “su movimiento” por aquello de los denominados “trepadores” que solo buscan su beneficio personal. Así calificó a militantes de su partido. 

Nadie le hizo caso y el desorden ha continuado; en las pasadas elecciones dieron muestra de ello; repartieron candidaturas a placer, algunos dicen que más de alguna fue vendida; muchos aspirantes fueron aislados, como fuera el caso de Gibrán Ramírez, Muñoz Ledo o Antonio Attolini Murra, entre muchos otros. 

Lo sorprendente, el mismo López Obrador, es el principal promotor de la falta de equidad, es aquel que pone obstáculos a los que no son sus “candidatos”, los manda transitar por piso pedregoso, mientras que a todos aquellos con los que simpatiza, les pone “piso parejo”. Así que, otro de tantos mensajes de Ricardo Monreal, tiene nombre y apellido: Andrés Manuel López Obrador. 

El coordinador de los senadores morenistas ha confirmado que con Morena o sin Morena, él va por la candidatura; aunque luego cambió el significado de su advertencia al afirmar que, en su caso: “irá por Morena”. La advertencia es clara. Por esa razón advirtió que, si no hay “piso parejo, habrá ruptura en Morena”. 

Ese piso pedregoso en Morena, trasciende al gabinete de López Obrador. El fin de semana la organización internacional de periodistas, denominado Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) desveló (utilizando el mismo lenguaje de AMLO y su Fiscal) el “lavadero” de multimillonario de dinero que han realizado varios millonarios que colaboran en el gabinete amloista. Información publicada por Laboratorio de Investigación e Innovación Periodística A.C. (Quinto Elemento Lab). 

La investigación periodística trascendió. Razón por la cual apuró el Doctor Santiago Nieto, titular de la UIF, a publicar en su cuenta de Twitter que la Unidad a su cargo había iniciado las indagatorias en contra de los personajes aludidos (y otros más) en la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas. Entre ellos se encuentran: “su hermano” Julio Sherer (así lo llamó López cuando decidió renunciar), Jorge Arganis Díaz, Secretario de Comunicaciones y Transportes, así como en contra del senador Armando Guadiana y la pareja sentimental de Manuel Bartlet Díaz, la señora Julia Abdala. 

Por más que intenta ocultar y tergiversar la verdad, las mentiras de AMLO saltan a la vista. Sin duda que el presidente es una persona tramposa y corrupta, rodeado de mucha gente igual a él, aquellos que de uno una otra manera lo llevaron al poder. Al parecer no toda su “camada” concuerda con sus métodos sucios y autoritarios; algunos inconformes lo denuncian, aunque de manera indirecta, mas las claras acusaciones son en contra del abusivo presidente. Cada vez más pedregoso el terreno por el que transita el gobierno de la 4T. 

Héctor Parra Rodríguez