TRAS LA VERDAD OPOSICIÓN IMPUGNA EN EL ÚLTIMO DÍA REVOCACIÓN DE MANDATO

El pasado 14 de septiembre AMLO publicó la reforma constitucional relativa a la revocación de mandato y, ayer 14 de octubre la “coalición legislativa” Va por México, presentó la acción de inconstitucionalidad en contra de la Ley de Revocación de Mandato. La Ley de Amparo otorga un plazo de 30 días para la presentación de estas acciones. Tarde, pero en tiempo procesalmente legal.

Viernes 15 de octubre de 2021 

Proceda o no proceda la acción de inconstitucional, la oposición debe mantener permanentemente ocupado a López Obrador, para hacerlo bajar de su pedestal. Necesitan apoderarse, al menos intentarlo, de la agenda mediática que a diario y durante 3 años ha estado en manos única y exclusivamente del arbitrario titular del Poder Ejecutivo. 

Durante la semana, al menos 3 temas desbordaron la tranquilidad mediática del presidente López. El encarecimiento del “gas bienestar”; el conflicto laboral en la obra de la refinería de Dos Bocas, acompañado de la represión policial en contra de los trabajadores; y, por supuesto, las críticas permanentes por su iniciativa de reforma eléctrica. Temas que no ha podido manipular, perdió el control mediático ¡Eso es política! 

Marko Cortés, dirigente nacional del PAN, dio a conocer los compromisos que asumieron el miércoles pasado los dirigentes de la coalición ‘Va por México’, compromisos que asumen los coordinadores de las 3 bancadas parlamentarias, para detener (por fin) los abusivos caprichos presidenciales (PAN, PRI y PRD). 

Cortés aseguró que: «La revocación de mandato es una necedad, costaría 4 mil millones de pesos que solamente servirían para el ego del presidente, porque nadie está pidiendo su revocación, es él el que la promueve, es él el que buscaría las firmas por pérdida de confianza para que luego voten por que se quede». Mucho he insistido en la trampa legal y política de AMLO. La jugada es una falacia. 

Primero, el presidente López Obrador, fue electo para un periodo constitucional de 6 años, luego no puede aplicarse retroactivamente la Constitución en detrimento de la garantía constitucional del artículo 14, efecto de la retroactividad, jamás en perjuicio de persona alguna. Segundo, según la reforma constitucional, es facultad exclusiva de la ciudadanía la promoción de la figura de la revocación de mandato. Hasta hoy ¿quién promueve la realización y puesta en marcha de la maquinaria electoral para la “ratificación de mandato” ¡El presidente de la República! Por lo tanto (comente otra de tantas), violación a la Constitución. Luego le acompaña su “comparsa”: Morena hace lo mismo. Cuando tampoco tienen atribución para accionar la figura los partidos políticos. Dos violaciones en una misma acción. 

AMLO busca su “ratificación” (ahí la inconstitucionalidad de la Ley), no su revocación. Ello le servirá para afianzar sus políticas depredadoras al anunciar que “el pueblo pide que se quede”, ¡que no se vaya!, que el pueblo está de acuerdo con sus abusivos programas sociales que son de naturaleza electorera. Miles de millones de pesos para (manipular) garantizarle los votos necesarios para su “ratificación”; camino inmediato para las elecciones presidenciales, mientras continúa aplicando sus destructivas políticas ¡Tragándose el presupuesto público! 

Cortés también dijo: «Es puro show, es circo, Morena y teatro, eso es lo que estamos viendo con la consulta que ahora el presidente quiere que se lleve a cabo y también tiene claros vicios de inconstitucionalidad y por eso acordamos que se presentará esta por los coordinadores parlamentarios de las tres fuerzas políticas que ayer (miércoles) nos reunimos». La fecha de recepción en la Corte del juicio de inconstitucionalidad, calza el matasellos de ayer jueves. 

El panista también comentó en cuanto al presupuesto federal que, consideran que AMLO sigue privilegiando (por supuesto y va por el cuarto año) proyectos del gobierno federal por encima del desarrollo y el combate a la pobreza. Parece que la reelección de Cortés le “inyectó” mayor imaginación. Asimismo, anunció (desde mi particular punto de vista jurídico) la presentación de un “proyecto de presupuesto alternativo”. Esta es facultad exclusiva del titular del Poder ejecutivo. Sin embargo, como acción distractora, considero oportuno y necesario mantener ocupado a López, para que, el manipulador de temas atienda la agenda de la oposición, así la oposición se despega de la cotidianeidad de sujetarse a la agenda mediática del presidente. 

La verdadera oposición, debe “bombardear” al profesional de la mentira, mantenerlo ocupado con toda clase de asuntos y no queden en simples declaraciones; es tiempo de entrar en acciones. Impugnar sus destructoras obras respecto de las cuales ha cometido toda clase de violaciones; acusarlo internacionalmente de crímenes de lesa humanidad, por aquello de la pandemia mal atendida; denuncias penales a causa de los homicidios cometidos por la caída de los vagones del Metro de la “Línea Dorada” de Marcelo Ebrard; denuncia por los 136 muertos de Tlahuelilpan; denuncia por dejar en libertad a Ovidio Guzmán; etcétera. 

Marko Cortés también diría: «Por eso la coalición “Va por México” presentará un proyecto de presupuesto alternativo. Al ver que la propuesta que ha manejado el Gobierno Federal es clientelar, apuesta los recursos a los proyectos faraónicos, pero no a la generación de empleos, a la inversión, no al desarrollo, crecimiento, entonces, presentaremos un proyecto de presupuesto alternativo de la coalición». Todo parece indicar que la oposición política despierta del marasmo de tres largos años. 

Héctor Parra Rodríguez