El Sistema Penitenciario de Querétaro, el mejor evaluado del país por la CNDH.

A través de las estrategias implementadas, en 2018 Querétaro alcanzó el primer lugar del ranking nacional en dicho estudio que realiza la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y conservó la primera posición en el año 2019.

Querétaro Qro. 21 de febrero de 2021

La Comisión Estatal del Sistema Penitenciario de Querétaro implementó desde el inicio de la presente administración una serie de acciones para escalar en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), a fin de garantizar los derechos humanos de las personas privadas de la libertad (PPL) y mejorar las condiciones de estancia e internamiento.

De acuerdo a la publicación del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP), en 2015 el Sistema Penitenciario de Querétaro ocupaba el séptimo lugar nacional, con una clara tendencia a la baja en los cinco años previos.

En 2016, Querétaro logró escalar al cuarto lugar, a partir de la implementación del Modelo Cosmos del Sistema de Justicia Penal Acusatorio y, gracias a la mejora en infraestructura, seguridad, orden y acceso a la capacitación para el trabajo, se colocó en el segundo lugar nacional en el año 2017.

A través de las estrategias implementadas, en 2018 Querétaro alcanzó el primer lugar del ranking nacional en dicho estudio que realiza la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y conservó la primera posición en el año 2019.

En este mismo estudio, se reconoce al Centro Penitenciario Femenil de San José el Alto, Querétaro, como el mejor del país, primordialmente por sus instalaciones y el trato digno a las PPL.

A través del DNSP se examina la situación en la que se encuentra el sistema penitenciario nacional, con la aplicación de evaluaciones directamente en cada centro, tomando en consideración rubros como el trato, la estancia digna para las PPL, la seguridad, el orden, el acceso al trabajo, poniendo principal atención en el respeto a los derechos humanos.

Con acciones como estas, Querétaro continúa a la vanguardia, poniendo como centro de sus políticas públicas el respeto y garantía a los derechos fundamentales.